Machu Pictures



En la serie de 9 pinturas,
Machu Pictures,
Marcel Velaochaga destaca el paisaje de la emblemática ciudadela inca como un escenario postal, visto como souvenir y espectáculo en la lógica del marketing turístico-patrimonial de las "7 Nuevas Maravillas del Mundo".

Desde una estética pop de áreas cromáticas saturadas y vibrantes -que nos recuerdan a las solarizaciones psicodélicas del Ruiz Durand de la década del 70-, iconos populares y personajes históricos posan en instantáneas, encuadrados por el majestuoso Huayna Picchu. La cita a la pintura de historia -constante en la obra de Velaochaga- aparece en el Pizarra de Daniel Hernández; la historia de la fotografía en la apropiación del registro de una ventana inca por Martín Chambi enmarcando a Stalin y Lenin que echan mano a los 7 Ensayos de Mariátegui; Neil Armstrong es desplazado de la luna para aterrizar en un escenario que se decía construido por extra terrestres; e! extraditado Alberto Fujimori desciende entre los cadáveres de las escalinatas de la siniestrada Embajada de Japón bajo la frase Himno aéreo de la banda española Aviador Oro: demasiado alto para ver a los muertos. En la obra de Velaochaga ingresan así. al mismo nivel, referentes heterogéneos: citas a la historia del arte peruano y mucha cultura popular mediática: Los Simpsons funcionan como el estereotipo de la family on holiday; Indiana Jones reemplaza a Hiram Bingham como arqueólogo versión Hollywood; el grupo chileno Los Prisioneros da título a llamas pintadas de presidiarías como subversivas capturadas. El artista re visita de este modo, desde una mirada cargada de humor, un lugar común en el imaginario nacional y global, signo os pectacu la rizado de nuestros tiempos de Big Brothers y turismo al paso.

Miguel Zegarra